Enhorabuena Sra., acaba de dar Ud. a luz a un líder….

No dejo de sorprenderme cada vez que oigo eso de “los líderes nacen, no se hacen”.

Os imagináis al ginecólogo en el momento posterior al parto diciendo,  “Enhorabuena Sra. ha dado Ud. a luz a un líder o a una ingeniera o a un mecánico….”

El liderazgo es una competencia fundamental para cualquier empresa, y lo que está plenamente demostrado es que este talento especial se va adquiriendo con los años. De las experiencias se aprende, a veces dolorosamente, pero si se tiene la suerte de estar en una organización donde la Gestión del Talento es parte de la cultura de la empresa, ¡Bingo!, porque tendrás a tu lado directivos y jefes que te dirigirán con un rumbo claro y definido y compañeros que te asesoraran en el día a día permitiéndote ese desarrollo profesional y personal que todos anhelamos.

Dicen que se ha alcanzado la excelencia como líder cuando la gente lo sigue a uno a todas partes, aunque sea por curiosidad pero el liderazgo no es un don supremo que te viene dado, se adquiere con tiempo, constancia, esfuerzo y sobre todo con actitud (QUERER HACER).

Para José María Rodríguez, un magnífico profesor que tuve en el IESE, un buen líder es aquel que:

“Sabe fijar objetivos claros y relevantes; sabe elogiar el trabajo bien hecho, y sabe llamar la atención de sus colaboradores, cuando sea necesario, en un tono constructivo”.

Para que les reconozcas o te evalúes a ti mismo te dejo las 10 cualidades que todo buen líder debe tener:

Continue reading

6 Hábitos de las Personas muy Productivas

No es más productivo quien más horas trabaja sino quien lo hace de una manera más inteligente. Ahora más que nunca, es fundamental la planificación de tareas y la eficiencia en su ejecución para alcanzar los objetivos marcados.

dentro de esos objetivos no debemos olvidar la faceta personal. Muchos exitosos profesionales con magníficas cualidades para la estrategia en los negocios olvidan o dejan a la suerte la organización de su tiempo de relax. Al final su bienestar global se resiente y entran en una infelicidad y queja permanente, afectando, ese estado emocional negativo, a su productividad y al ambiente laboral que gira a su alrededor.

El equilibrio y balanceo entre ambas facetas es vital para rendir al máximo en el trabajo y para sentirse más realizado como persona.

Te dejo a continuación 6 recomendaciones que a mi entender no conviene perder de vista:

Continue reading